Final abrupto

22 04 2010

No Entiendo casi salta del auto al ver el cartel. Es la primera señal de vida canguril que ambos vemos en nuestra vida. Yo le digo que es una locura ir a caminar por ese desierto a buscar canguros. A lo que me responde que él es un canguro y que está en su naturaleza andar esos terrenos.

Se quiebra, duda. Levanta la cabeza para fijar esos hermosos ojos una vez más en los míos. Están conteniendo lágrimas, y sé lo que me va a decir. Pasan los segundos como agujas atravesando mis venas. Hasta que lo dice: yo no puedo ir con él.

Y esta vez lo entiendo a No Entiendo. Sin decir nada, le doy un fuerte abrazo y se va a los saltos por la tierra.  Me recorrí casi 20 mil kilómetros y me gasté una fortuna para mantenerlo y traerlo hasta acá. No mira atrás ni agradece. Pero sé que se va felíz y ese era mi único objetivo. Lo último que veo de él antes de que desaparezca en el horizonte es la luz del sol reflejada en su naríz dorada. FIN… que blog de mierda.

Para seguir al autor, ir a su blog personal: Chester en el mundo; El mundo en Chester

Anuncios