¡Australia!

14 04 2010

Sí, sí, sí, siamo arrivati! Después de un mes disfrazados de baba pidiendo donaciones a los turistas en Calcuta, juntamos el dinero suficiente para nuestros dos billetes de AirAsia (auspiciante oficial de El Viaje…). Y ahora nadie nos para.

Apenas llegamos a Sydney, conseguimos dos entradas baratas para ver Tosca parados en la Opera House. No Entiendo fue fiel a su nombre y no paraba de mirar desconcertado a los “tanos gritando”. Hay que aclarar que el canguro de la naríz de oro no habla italiano ni puede leer los subtítulos en inglés. Apenas si balbucea un español el pobre.

Ya vimos que en el supermercado venden carne de canguro, algo que puso muy nervioso a nuestro amigo. Yo me tenté a probarla a sus espaldas. Tengo que admitir que me gustó y mucho.

Dentro de unos días vamos a hacer dedo para dirigirnos al centro de Australia a buscar a la familia del canguro. Yo ya no puedo más encargarme económicamente de él. Si no encontramos a algún familiar suyo, hay dos opciones para manejar: o lo vendo a un zoológico o me lo como.





Un nuevo viaje comienza

18 03 2010

No Entiendo me desperto hoy, y por fin vi en sus ojos un rastro del viejo brillo.  DLas ultimas semanas no hizo nada mas que estar acostado en su cama, sin dormir, casi sin comer, como esperando la muerte.

Hoy me sacudio el brazo a la manana. “Vamos a Australia -me dijo-. Quiero morir en mi tierra”.

Yo le dije que costaba mucho dinero, que no ibamos a encontrar a su familia, que era una idea precipitada que tomaba a causa del largo ostracismo. A lo que respondio: “No me importan las ostras, quiero ser enterrado en tierra canguril”.

Como negarme? Nadie puede oponerse a No Entiendo cuando te mira con esos melancolicos ojos color miel. Acepte, y en seguida consegui en Internet un pasaje relativamente barato. Gracias Dios, por crear Air Asia! Aussie, alli vamos!