Conflicto de identidad

12 08 2009

No Entiendo China

Un descubrimiento reciente me llevó a comprobar que No Entiendo no es australiano si no chino. Sus documentos son muy claros al respecto (ver foto). A mi me afecta terriblemente esta cuestión ya que puede llevar a cambiar el destino del viaje que estamos organizando con No Entiendo.

Me acerqué al canguro de la nariz de oro y le planteé la problemática ¿Debemos ir a Australia o a China? Él me respondió que en China nació en cautiverio y que de muy chico lo obligaron a exiliarse en europa. Me recalcó que yo escribí un post en otro blog que la identidad es la que se siente y no la que es impuesta por el azar geográfico.

No Entiendo se siente australiano. Ahí es donde podrá desplegar quien verdaderamente es. Al menos por el breve periodo que le queda de vida.

Anuncios




“¿Qué te fumaste, Gaudí?”

9 08 2009

Polémicas declaraciones del canguro de la nariz de oro.

DSC00212

Después de su visita al templo  de la Sagrada Familia, expresó: “Entrar empepado al coso ese es algo que todos deberían experimentar en algún momento de su vida”.

pedreraroof

Sobre La Pedrera opinó: “¿Viste esas chimeneas?, son penes. No cabe la menor duda. El tipo era tremendo gay… yo sé de esto,yo me lei todo Froi (sic.)”.

lagarto

Pero lo que más le fascinó fue la lagartija del Parc Güell. Se agarraba la cabeza y no paraba de repetir “¡es un flash, el flaco estaba re zarpado!”.

… Hay que tener en cuenta que No Entiendo no es justamente el canguro más culto del planeta.





El extraño turista australiano

8 08 2009

Sagrada flia

“¿Qué hace ese loco ahí?”, se preguntaba la gente el día de ayer en la Sagrada Familia. Es que No Entiendo se había trepado a una de las paredes perimetrales con el objetivo de colarse dentro. “Ni en pedo garpo diez euros para entrar”,  repetía. Sin embargo, al final no saltó la reja. “Había un yuta que me había re junado”, explicó.





Declaraciones del canguro

6 08 2009

No Entiendo: “Cuando vaya a la India, me voy a disfrazar de vaca para que no me coman”.





No Entiendo y su enfermedad

6 08 2009

DSC00172

Éste es el pelaje de No Entiendo. Como se puede apreciar con detalle, lo tiene como quemado y con manchas. En teoría, no le queda más de un año de vida… perdón, me cuesta escribir con las lágrimas cubriendome el rostro. No Entiendo  ya me pidió como última voluntad que lo lleve a morir a su hábitat natural.

No me importa el dinero si lo hará morirse feliz. Pero yo aún no bajo los brazos. He escuchado por ahí que en La India hay unos curanderos que pueden llegar a ayudarlo con esta enfermedad. Incluso un amigo mío, Javier V., me dijo que tan sólo meditando uno se puede curar de enfermedades terminales.

DSC00172 detalle

Vamos a ir a La India y vamos a probar de todo antes de rendirnos. Los pasajes ya los tenemos. El 7 de octubre nos embarcamos. Vuelo de Barcelona a Londres y de Londres a Delhi. Llegamos ahí el 8 a la mañana. Es un vuelo largo, pero mi economía no me permitía comprar dos pasajes directos.

Ahí vamos, a pelearla hasta el final. No Entiendo me dice que al final lo de la enfermedad no es tan malo ya que ahora puede viajar conmigo… no puedo escribir más. Hasta el próximo post.





El Viaje de No Entiendo

4 08 2009

Este blog está dedicado a mi gran amigo No Entiendo. No Entiendo es miDSC00136 canguro. Nos conocimos en Barcelona, en el barrio de Gracia. Estaba asomando sus ojos amielados de un cesto de basura callejero. No pude dejarlo ahí, no si me miraba de esa manera. Lo adopté como mi mascota y mi amigo, y ya hace casi un año que me acompaña.

No Entiendo es un canguro con muchas características particulares. No son sólo sus fuertes piernas que le permiten saltar alto lo que llama más la atención. Tampoco su bolsa marsupial o su pelaje suave. Una característica muy particular suya es que tiene la nariz de oro.

Debo agregar que yo soy ALGO responsable de que tenga la nariz así. Como lo encontré en la basura, decidí darle un baño en el lavarropas. En algún momento entre la primera y la centésima vuelta que dio ahí adentro, perdió su hermosa nariz negra. El único marcador que yo tenía a mano era uno dorado, y con él le repuse el órgano perdido.

Por si esto fuera poco, el secarropa le quemó el pelo y le dio ese aspecto de canguro leucémico. No Entiendo es bueno y nunca me echó la culpa ni me juzgó por esas cosas.